Darse cuenta…

Esta semana fue especial. No sólo por los premios que recibió el blog. 
Esta semana fue especial porque Muriel empezó a crecer. 

No es que no estuviera creciendo, la cosa es que me di cuenta de golpe (como baldazo de agua fría) cuánto creció. Y otra vez, no sólo porque ya pesa 10 kg y mide casi 82 cm. No. Creció en independencia. Me di cuenta de golpe (como baldazo de agua fría) que hay momentos en que ya no necesita a mamá. Puede jugar sola o acompañada y no buscar mis brazos. Y eso, queridos míos me alegra y me entristece a la vez. Me alegra porque está forjando su personalidad y se atreve a investigar el mundo sola. Me entristece porque me da nostalgia. Porque el tiempo hace su tarea fina a una velocidad luz. Ayer la tuve en brazos por primera vez, hoy es casi una nena. 

Me di cuenta de golpe (como baldazo de agua fría) lo sociable que es. Ella no espera a que la invites a jugar ella, empieza el juego o si ya está empezado se une sin pruritos. Sin ir más lejos, en el último control con la pediatra le pidió upa y se puso a jugar con ella. Reclamaba su atención. Hasta me hizo pucherito cuando ya teníamos que irnos. ¿Qué criatura se quiere quedar en el consultorio de su pediatra? Ella. Y me da tanta ternura. Ella es puro amor y lo supe desde que estaba en la panza.

Me di cuenta de golpe (como baldazo de agua fría) lo madura que es para su edad con ciertas cosas. Ya me avisa cuando va a hacer caca (y todavía no cumplió los 15 meses). En poco tiempo va a dejar los pañales y eso me alegra y me da nostalgia. No porque me de gusto meter mano en la mierda. No. Me da nostalgia saber que pronto no va a necesitar que YO le cambie el pañal. Ese ritual continuo desde el nacimiento que mamás y papás (los que se animan) hacemos casi en piloto automático.

Me di cuenta de golpe (como baldazo de agua fría) que es una bebé-loro. Sí, repite cada palabra y sonido que escucha. Ya tiene en su haber más de 30 palabras y 20 sonidos. Esta semana aprendió a decir “Vivi” el nombre de su amiguita preferida (la perrita de peluche), Santia (por su primo Santiago), Rompó (por rompió), Tutú (por tutuca) y así otras 10 nuevas. Cosa que me pone orgullosa pero me da nostalgia. Ayer sólo balbuceaba.

Me di cuenta de golpe (como baldazo de agua fría) que soy sólo una intermediaria. Una intermediaria para su crecimiento y aprendizaje. Que la vida me la prestó un ratito hasta que esté lista para salir a enfrentar el mundo sola. El tiempo hace su tarea fina con alevosía y te lo hace saber con un balde de agua fría.

Anuncios

27 thoughts on “Darse cuenta…

  1. Que cocktail de sentimientos esos que experimentan en este inicio de transición de bebe a niñita, pero no lo dudes, siempre necesitarán un abrazo de mami (o eso espero 😉 )

    Me gusta

  2. Me ha encantado leerte. Una explosión de sentimientos que comparto contigo. Me ha emocionado mucho ¿Sabes una cosa? Mi niño tiene seis añazos… fijate, le oigo hablar y a veces sin querer pierdo el hilo de la conversación… me quedo mirándole con pena y con alegría. Pero, yo a mis 33 años sigo necesitando un abrazo de mi madre, un consejo suyo. Oír su voz y sentirme mimada. Y eso me tranquiliza, porque será que mi niño aunque se haga mayor estará muy cerquita de mí siempre.

    DISFRUTA con todas tus fuerzas cada momento.

    Un abrazo fuerte! 🙂

    Me gusta

  3. Gracias Mixka!!! Sí, a mí me pasa igual a veces me cuelgo mirándola y me emociono… y también con mis casi 32, sigo necesitando el abrazo de mi mamá y sentirme mimada por ella.

    Tenés toda la razón!!!

    Un abrazo gigante!!!

    Me gusta

  4. Cuanto me resuenan estas palabras Pao, te cuento algo? Abril va a cumplir 14meses el dia 6, y como aca empezo el calor casi todos me recomiendan que seria ideal sacarle el pañal este verano, yo les digo que esta chiquita todavia pero me dicen que solo la enseñe que me voy a sorprender.
    Ahora lo cierto de esto se que en el fondo no quiero sacarle el pañal todavia,, mas alla de que ella este lista o no, de que funcione o no, porque no quiero que crezca tan pronto porque se que crecen volando y la quiero disfrutar asi chiquita mas tiempo.
    Seran egoismos mios pero quiero y no, no me quiero dar cuenta de lo pronto que crecen!

    Me gusta

  5. Ay Adri, Muri también es del 6 pero de marzo. Nunca mejor elegido el nombre Abril 🙂

    Es duro… el tiempo pasa tan rápido que a veces deseamos que se detenga!!! Es que un año para nosotras es poco pero para ellas es demasiado, aprendieron demasiado en tan sólo 14 meses!!! Y cada momento fue fugaz… cuando escucho la risa o el llanto de un bebé recién nacido me doy cuenta que casi me olvido cómo eran los sonidos de Muriel… y eso me da una nostalgia tremenda.

    Me gusta

  6. Es verdad!! Mi nieta va pasando etapas y nos va dejando con la boca abierta. Dios me ha premiado en mi vida con tres hijas inigualables y dos nietas que son la alegria de mi dia a dia. Una de esas nietas es: Muriel… Te amo abuelita Preciosa.

    Me gusta

  7. Jajaja, nuestro amigo Moi siempre piensa en positivo!!! Y no le falta razón. Pero sí, yo que soy una maridramas, me pasa como a ti… Que veo sus “hitos” como algo alegre, pero a la vez nostálgico. Y con el peque me está pasando más que con ninguno… Cada etapa que se cierra es etapa que no volverá… para mí.

    Un besazo… preciosa reflexión!!!

    Me gusta

  8. Ay!como te entiendo…jajaj ami me pasó lo mismo.
    Mi pequeña tiene 4 dias menos que la tuya, asi que son del mismo tiempo. Aunque sigue necesitando a mami, la veo más idependiente…ya juega sola hace semanas y no hay que estar encima de ella continuamente…ya no es tan demandante, ahora si es verdad que aun sigue necesitandome y le gusta mas jugar conmigo que sola,jajaj

    Saludos

    Me gusta

  9. Sí, la verdad que eso es lo bueno de los varones!!! Nosotras somos más dramáticas jajajaja

    Es que es como vos decís, la nostalgia y la tristeza es saber que son momentos que se van y no vuelven pero a la vez nos alegra saber que están creciendo. Nos enorgullece… Es difícil de explicar jajaja

    Besote al cubo!!!

    Me gusta

  10. Que linda tu floreta… son del mismo signo seguro
    Me identifico con lo que decís, en eso Muriel también… pero esos momentos independientes son los que me hacen click, porque antes no se despegaba de mí y ahora ella elige los momentos. Me sigue necesitando pero ya no es demandante como antes!

    Un besote y gracias por tus palabras

    Me gusta

  11. Se como te sientes y esas emociones van y vienen. Ahora yo me estoy enfrentando a la independencia de mis peques de 4 y 6 años. Crecen muy rápido y por eso es importante abrazarlos y disfrutarlos cuando están pequeños para después dejarlos volar.

    Susana

    Me gusta

¿Qué opinás?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s