Y un día crecerás…

Hoy me desperté con una sensación extraña. Más bien, una mezcla de sensaciones. Caí en la cuenta de la inmediatez del tiempo. Verte crecer tan rápido me está dando vértigo. Me explico mejor, hijita.
Me hace muy feliz ver tus logros y cómo van pasando los meses y te vas convirtiendo en casi una niña… Pero a la vez, me da tanto miedo… una nostalgia terrible me embarga al saber que ya no volverás a ser esa pequeña bebita. Y quiero atesorar cada momento y mi memoria empieza a traicionarme. No quiero dejar ni un instante afuera, no obstante, las dos sabemos que la memoria es selectiva.

Hasta ayer pateabas en mi vientre, hoy estás afuera y bailás con nosotros. Hasta ayer tratabas de gatear y hoy salís corriendo. Hasta ayer balbuceabas, hoy decís muchas palabras (más de 60) y cada día aprendés una nueva. Incluso cuando te pregunto cómo te llamás, me respondés “muni, mamá”. La primera vez que te escuché decir tu nombre… el orgullo me infló el corazón y no me cabía en el pecho.

Y un día crecerás. El tiempo pasa volando y me gustaría poder disfrutarte al máximo. Sé que los mayores muchas veces somos cascarrabias y hacemos todo en línea recta. Que nuestros tiempos no son los tuyos y que la paciencia es algo que nos falta y a vos te sobra. Deseo que siempre disfrutes con las pequeñas cosas de la vida, que no te falten besos ni abrazos, que los sueños siempre te acompañen, que las fuerzas no flaqueen ante las desventuras de la vida, que nunca dejes de jugar y de crear, que te apasiones por las cosas, que escuches a tu corazón y sigas tu intuición. Deseo que seas transparente y puedas expresar tu modo de ver la vida, que tengas mucho amor a tu alrededor. Que la luna te visite cada noche y las estrellas brillen para vos. Deseo que siempre puedas contar con mamá y papá. Que nuestras raíces te acompañen aún cuando vueles muy alto y lejos de casa. Deseo que  no pierdas la ilusión ni la inspiración. 
Deseo que puedas descifrar el laberinto de la vida y disfrutes jugando a su rayuela. No olvides que la utopía está en el horizonte y sólo tenés que caminar hacia ella. Pasarás por distintos quiebres y cada uno te va dar herramientas que te ayudarán a crecer. 
Deseo que crecer no sea sinónimo de estancamiento. Que la madurez no te endurezca el corazón… que siempre camines en zig zags y curvas… que mantegas esa niña alegre que sos, llena de humor y dulzura. Deseo que nunca olvides que “lo esencial es invisible a los ojos”. Que nunca apagues esa luz que te hace única y brillante como el mar. Deseo que seas feliz…

Te amo con todo el alma y mi corazón es tuyo.
Anuncios

36 thoughts on “Y un día crecerás…

  1. Que bonito Pao y es algo que compartimos todas, es alucinante como pasa el rápido y de vez en cuando, vienen bien que recordemos como veíamos el mundo cuando éramos como ellos…eso que dices de que nos movemos en tiempos distintos y la paciencia… ¡que gran verdad!
    Una vez más has conseguido conmoverme con tu forma de escribir. Precioso.
    Un besin

    Me gusta

  2. Qué bonito y qué cierto!! Te prometo que a mí me parece que fue ayer cuando estaba embarazada por primera vez, cuando mi Mayor empezó a gatear, balbucear, y tener dientes. Y ahora tiene 6 años!!! La verdad es que da vértigo!
    Has incluído todas tus palabras de tu diccionario de la Maternidad, te ha quedado genial!!
    Un beso 🙂

    Me gusta

  3. Preciosisima carta, Pao. Son tantas las conversaciones que os quedan por mantener… Tanto por hacerle VER, por enseñarle… No estés nostálgica porque tú mejor que nadie sabes lo mucho que la estás disfrutando… Y que hay cosas maravillosas, a la vuelta de la esquina, por vivir y compartir con ella.
    La vida es rápida y hay que vivirla plena, intensamente. Beber de cada instante y aprehenderlo en la memoria para rescatarlo cuando nos estanquemos. Y esta carta y es uno de esos instantes eternos.
    Un besazo!

    Me gusta

  4. Hola Pao!

    Qué bonitas palabras y qué identificada me siento… Se va el tiempo y con él la niñez de nuestros cachorros. Seis años tiene el mío y a veces le oigo razonar de tal manera, que me lleno de nostalgia. Cada momento ya está vivido y forma parte de mi memoria… Pero como bien dices es traicionera… No quiero que me abandone ningún recuerdo.

    Preciosas palabras a Muriel. El día que pueda leerlas por sí misma, estará muy orgullosa de ti.

    Un besito!

    Me gusta

  5. Ay María! Gracias por tus palabras… creo que todas compartimos esa sensación del tiempo escurriéndose de las manos!!! Y qué necesario es pararnos un ratito en sus zapatos para ver el mundo como ellos no?

    Besotes 😀

    Me gusta

  6. Gracias Bego… que traicionero es el tiempo… y la mamoria también… si, lo maravilloso que está por venir me anima y me hace feliz pero no puedo evitar añorar lo que se fue…

    Besazo hermosa!!!

    Me gusta

  7. Ay Isa!!! 6 años!!! Es que me parece un montón comparado con los casi 17 meses de Muriel… Cómo vuela el tiempo… Da mucho vértigo!!!

    Gracias amiga! Te diste cuenta de las palabras del az 😀 Sos un amor!!!

    Besazo 😀

    Me gusta

  8. Gracias mi reina morá!!! Si, yo sé que disfruto mientras siento nostalgia… es que es el tiempo que pasa tan rápido que un día la voy a ver mayor y me va a parecer ayer cuando me dio positivo el test!!!

    Hay que vivirlos a pleno… Gracias amiga… siempre con las palabras justas!!!

    Besazo 😀

    Me gusta

  9. Ay Vero!!! El tuyo también 6 años… y me parecen un montón!!! Cuántos recuerdos atesorados y otros perdidos en la memoria!!!

    Que lindo y que duro es verlos crecer no… es que un día nos damos cuenta que ya son independientes y que en poco tiempo más, dejarán el nido… y la felicidad y la tristeza se apodera de nosotras… es que la maternidad es paradoja… un ying y un yang…

    Gracias amiga!!!

    Besotes 😀

    Me gusta

  10. Ay siamesa… Cuantísimo te entiendo!
    Preciosa carta a tu pequeña, que ya no lo es tanto…
    Con Daniela me pasa a menudo, y ahora que Hugo está también, ¡imagina! Es como que ella ya no es pequeña nunca más, y sin embargo apenas hace los tres años y medio…
    Da miedo, mucho miedo, por eso hemos de exprimir cada segundo con ellos y transmitirles esa pasión por la vida. Tú ya lo haces y Muriel ya lo está aprendiendo 😉
    Un besazo gigante

    Me gusta

  11. Nonieta!!! Con dos debe ser más duro… porque de pronto te das cuenta que uno de los dos ya no es bebé y después, en unos meses más el otro tampoco y así la rueda… y hoy más que nunca me quedó grabada tu T de Tiempo del AZ… Gracias por estar ahí y compartir los miedos… en tribu, el miedo no paraliza… y se convierte en esperanza de un tiempo mejor… cada cosa nueva es un nuevo tesoro a guardar en nuestra memoria!!!

    Te quiero siamesa, besazo enorme 😀

    Me gusta

  12. Pao!!!!! como madre de pre adolescente te diré que muchas veces lo pienso.. miro a mi hija mayor y aún me la imagino cuando era una bebota……

    El tiempo pasa… muy rápido

    Cuando sea mayor y te lea se enorgullecerá de la madre que tiene, te lo digo yo!!!!!

    Preciosa carta….

    Me gusta

  13. Ay Bea, siempre pienso que si me siento así siendo ella una bebota, lo que será cuando tenga la edad de Beita… Qué rápido pasa el tiempo… no nos da respiro, joder!

    Gracias por tus palabras… te quiero genia!!! Besazo.

    Me gusta

  14. Comparto tu sentimiento porque lo mismo siento cuando vuelvo del trabajo y veo a mi peque, y debes dar gracias porque estás con ella al máximo… Es como si hubieses recorrido mi mente y escribiste esto que día a día pienso… Bueno, sólo queda prepararnos Pao, es ley de vida… Besos

    Me gusta

  15. Que bonito preciosa, me has hecho llorar de la emoción. El tiempo pasa taaaan rápido, que da miedo. Casa etapa tiene sus cosas buenas, ver crecer a rus hijos es lo mejor del mundo, pero esta etapa, la de los bebés, me resulta tan corta. Ahora estoy tumbada en la cama

    Me gusta

  16. Que hermoso Pao, que te puedo decir que no te haya dicho a ver….. cada vez que te leo me quedo pensando por un largo rato que palabras escribir sin que sea siempre lo mismo…. Hermosas palabras llenas de amor, siempre me conmoves!!!

    Aveces me quejo de que no tengo tiempo para mi, que no puedo ni ir al baño que ahi aparece uno o el otro =)
    pero cuando llega la noche y me voy a dormir pensando en ellos, no puedo dejar de sonreir y agradecer lo afortunada que soy de poder estar las 24 horas con los 2.
    El mes que viene Santy cumple 7 y me parece mentira, el tiempo es un ying y un yang, totalmente de acuerdo.

    Un abrazo fuerte, muaksss

    Me gusta

  17. Pao… me has emocionado. Tengo la piel de gallina en esos momentos… es algo que muchas veces he sentido, pero que nunca nunca hubiera podido expresar de una manera taaan bella. A todo lo que le deseas a Muriel añadiré una cosa, que al nacer Sofía le dijo una monja amiga de padre (bueno, le dijo mil cosas hermosísimas, pero esta se me quedó grabada): que siempre el viento te dé por la espalda para que no te impida avanzar en la vida.

    ¡Bravo, Pao! Sublime y bello bello bello…

    Me gusta

  18. Almu, que preciosa frase… yo creo que sí podés expresarlo de forma bella, de hecho, cada vez que te leo hablando de Sofía… me emociono… tal vez no te das cuenta… pero escribís con tanta dulzura… por eso te quise desde el primer post que leí y no me importó que fueras merengue!!!

    Gracias hermosa 😀

    Me gusta

  19. Gracias Didi… Pasa volando y como decís vos… todas las etapas tienen sus cosas buenas… pero la primera es tan corta que me desespera… Yo también cuando Muri duerme a mi lado la beso, la huelo, la abrazo, como para guardar ese instante como un tesoro en el baúl de los recuerdos!!!

    Besazos re linda!!!

    Me gusta

  20. Adri!!! Gracias por tus palabras… cada vez que veo un comentario tuyo se me dibuja una sonrisa 😀

    Que lindo que podamos compartir con ellos las 24 horas… el día que tenga que volver a trabajar me va a costar horrores!!!

    Y Santy ya 7… que loco, es que crecen muy muy rápido y de pronto se convierten en adultos!!! Tenemos que disfrutar y atesorar cada momento… 😀

    Un besote y abrazo enormes 😀

    Me gusta

  21. Linda carta Pao. Transmite ese amor de madre, indescriptible, inconmensurable.
    Sí, algún día nuestros niños crecerán y nosotras atesoraremos estos momentos maravillosos como la mejor etapa de nuestras vidas. Un besote para ambas hasta mi Buenos Aires querido 🙂

    Me gusta

¿Qué opinás?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s