La mamá ferpecta…



Ser una mamá ferpecta es reconocer que la perfección no existe y aún así, intentar ser la mejor mamá posible para mi hija.

Ser una mamá ferpecta implica darte cuenta que la maternidad es una explosión interior, un cachetazo, un baldazo de agua helada.


Ser una mamá ferpecta también es tener miedos e inseguridades. Eso te “convierte” en puramente humana.

Ser una mamá ferpecta simboliza un REnacimiento y un REconocimiento de vos misma. 

Ser una mamá ferpecta te enfrenta cara cara con la niña que fuiste porque tu hija se convierte en el reflejo de lo que sentís.

Ser una mamá ferpecta te lleva a tratar de mirar, escuchar, comprender y consensuar con tu hija. No se trata de nunca retarla. Se trata de ponerse en sus zapatos y eso no es cosa fácil, pero es un buen ejercicio para conectarse con ella y con vos.

Ser una mamá ferpecta te ayuda a aprender de los errores, porque los hay y muchos. Lo importante es visualizarlos.

Ser una mamá ferpecta es saber pedir perdón y perdonarse.

Ser una mamá ferpecta supone un encuentro con las sombras que todas tenemos.

Ser una mamá ferpecta implica vivir el vértigo de la maternidad, cual montaña rusa de sensaciones encontradas. 

Ser una mamá ferpecta acarrea la crítica y la condena ajena. Pero como dice el dicho, “los de afuera son de palo”.

Ser una mamá ferpecta te obliga a replantearte los patrones heredados y REinventarlos.

Ser una mamá ferpecta te lleva a buscar el equilibro entre lo ideal y la posibilidad real. Como dice Vero, Trimadre a los 30, vivir la maternidad de forma holística.

Ser una mamá ferpecta te lleva a decir y prometer cosas que tal vez no puedas cumplir. Los famosos JURAMIENTOS que Nieves denominó y detalló en su morada o los Juroquejamás de Bea mamadedos.

Ser una mamá ferpecta implica que tus neuronas y tus hormonas te traicionen cuando menos te lo esperás. No podés evitarlo y ellas toman el control remoto muchos días. (firmado Con M de mamá)

Ser una mamá ferpecta conlleva fracasos pero a la vez muchísimos logros. Porque un tropezón no es caída y porque lo que no te mata, te fortaleceEs puro meandro diría Bego.

Ser una mamá ferpecta es reconocer que somos personas imperfectas en busca de aquello que nos complete y nos haga sentir plenas.

Ser una mamá ferfecta es darte que cuenta que ya no estás agotada SOS agotada, como dice Pau, Yo no soy superwoman en su AZ. Y aún así tenés pilas para rato.

Ser una mamá ferpecta no es sabérselas todas, implica un constante aprendizaje. Y cuando todo se pone negro te permite parar, respirar, reflexionar. Barajar y dar de nuevo.

Ser una mamá ferpecta no es una fórmula de madre universal. Es la mejor fórmula posible que cada mamá encuentra para ella y su bebé.

Ser una mamá ferpecta me enseñó que nunca es tarde para superar sombras pasadas y aunque mil veces sienta que no puedo con la vida, una fuerza interior me devuelve al ruedo con más ganas que antes.

Ser una mamá ferpecta es vencer los prejuicios ajenos y animarte a ser vos. Única e irrepetible. Con tus pros pero también con tus contras. Porque ya lo dijo Didi, no somos superwoman.

Ser una mamá ferpecta es perderle el miedo al batón aunque muchas veces extrañes la minifalda.

Ser una mamá ferpecta es no dejar de ser mujer aunque muchas veces te vuelvas invisible.

Ser una mamá ferpecta es pasar del llanto a la risa es cuestión de segundos y no tener vergüenza de eso.

Ser una mamá ferpecta es sonreír con una mirada de tu hija y sentirte inmensa.


Y acá es cuando me detengo a pensar y digo sí, lo reconozco, soy una mamá ferpecta ¿Y vos?



Anuncios

30 thoughts on “La mamá ferpecta…

  1. Yo creo que soy algo ferpecta, pero quien no lo sea que hable ahora o cale para siempre……..me quedo con lo de ponerse en sus zapatos, nada, nada fácil, pero es ponerselos y comprender mejor su mundo y por tanto tratar de entenderlos.

    Me gusta

  2. Mamá ferpecta, esa soy yo. La que se desespera ante chorradas y saca lo mejor ante lo difícil. La que está agotada ya los lunes, la que lo intenta y lo intenta….pero es mucho más divertido ser Fepecta que perfecta…no me daría para un blog si fuese “la otra”
    genial!!!! besitos

    Me gusta

  3. Lo has dicho todo, que más se puede aportar… Así mismo es la maternidad, un descubrimiento total cada día de nuestras vidas. De antemano, Feliz Día de la Madre, sé que lo celebran este mes… Abrazos!!

    Me gusta

¿Qué opinás?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s