El principio del fin

Siete meses sin escribir.

Aunque mi idea era retomar el blog en agosto no fue posible por varios motivos:

Nuevo logo del blog

Punto uno. Muriel finalmente entró al jardín de infantes y se adaptó de maravillas, pero eso implicó que yo me quedara esperando afuera (ver punto dos) durante sus tres horas diarias de estadía en la escuela.

Punto dos. Para aprovechar el tiempo muerto decidí cursar una materia en la facultad, muy cerquita del jardín, sin imaginar que esa sería la mejor cursada en mi historia académica.

Punto tres. Entre el estudio y las horas fuera de casa no pude volver al blog como esperaba. Sinceramente no lo sufrí, más bien fue un intercambio productivo.

Punto cuatro (y no menos importante). Mi puerperio terminó y con él la función inicial del blog: un diario de maternidad y catarsis. Por eso decidí avanzar, volver al blog desde otro lugar (no solo desde wordpress). Porque terminar un puerperio es darte cuenta que la vida (tu vida) es más que la maternidad. Mi mundo es Muriel pero también es muchas otras cosas. Quiero escribir sobre todo eso que excede a la/mi maternidad pero sin olvidar que soy madre también. Un ARCOIRIS de posiblidades.

Este es el principio del fin. El fin de una etapa y el comienzo de otra. Hacia ahí voy/vamos.

Un abrazo. ¡Nos estamos leyendo!

Anuncios

15 thoughts on “El principio del fin

  1. Que lindo volver a leerte, y que alegría saber que vas a seguir escribiendo! Pero ahora tengo que hacerme un tempito para cambiar el blogrrol y agregar tu nuevo blog xD

    Te acompaño en esta nueva etapa!

    Me gusta

  2. Pao, me encantó la estética de la nueva página y la vuelta en sí. Releyendo algunas cosas que migraste me doy cuenta que, de colgada, no comente en su momento cosas que había leído y me habían gustado mucho.
    Hermoso logo ❤
    c

    Me gusta

  3. Es alucinante cómo podemos sentir que el puerperio se aproxima, cómo podemos palparlo, olerlo, y una vez más, volvemos a nacer. A mí me sorprendió muchísimo el poder irme tranquila a hacer mis cosas mientras mi nino se quedaba en el jardín, algo que nunca antes hubiera imaginado jajaja Y eso que prácticamente he empalmado el fin de un puerperio con el inicio de otro, pero como te contaba… es otra cosa, es muy distinto el segundo, porque ya sabes que puedes renacer más de una vez, y de manera más tranquila.
    Welcome back Pao! Qué bueno saber que voy a seguir leyéndote 🙂
    Besitos.

    Me gusta

¿Qué opinás?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s