de miedos y ambos

“El miedo construye paredes” decía Pink Floyd. El miedo no solo las construye. Te encierra entre esas paredes y no te deja salir. El miedo te impide avanzar, enfrentarte, chocarte con el mundo. Ser con el mundo que te rodea. Al volver de las vacaciones nos citaron las maestras del jardín para hablar de los miedos.

muros

Sigue leyendo

Anuncios

Casi 3

Hoy te miré, como quien no quiere la cosa, y descubrí que los años pasaron a una velocidad que estremece. “Casi tres”, me dije e inmediatamente pensé en todo lo que habíamos vivido juntas desde aquel martes de marzo. Empezamos mal, no lo niego, pero el tiempo hizo lo suyo y con los días nos acostumbranecesitamos la una a la otra. Tantas cosas cambiaron en este tiempo… Sigue leyendo

Y un día crecerás…

Hoy me desperté con una sensación extraña. Más bien, una mezcla de sensaciones. Caí en la cuenta de la inmediatez del tiempo. Verte crecer tan rápido me está dando vértigo. Me explico mejor, hijita.
Me hace muy feliz ver tus logros y cómo van pasando los meses y te vas convirtiendo en casi una niña… Pero a la vez, me da tanto miedo… una nostalgia terrible me embarga al saber que ya no volverás a ser esa pequeña bebita. Y quiero atesorar cada momento y mi memoria empieza a traicionarme. No quiero dejar ni un instante afuera, no obstante, las dos sabemos que la memoria es selectiva.

Hasta ayer pateabas en mi vientre, hoy estás afuera y bailás con nosotros. Hasta ayer tratabas de gatear y hoy salís corriendo. Hasta ayer balbuceabas, hoy decís muchas palabras (más de 60) y cada día aprendés una nueva. Incluso cuando te pregunto cómo te llamás, me respondés “muni, mamá”. La primera vez que te escuché decir tu nombre… el orgullo me infló el corazón y no me cabía en el pecho.

Y un día crecerás. El tiempo pasa volando y me gustaría poder disfrutarte al máximo. Sé que los mayores muchas veces somos cascarrabias y hacemos todo en línea recta. Que nuestros tiempos no son los tuyos y que la paciencia es algo que nos falta y a vos te sobra. Deseo que siempre disfrutes con las pequeñas cosas de la vida, que no te falten besos ni abrazos, que los sueños siempre te acompañen, que las fuerzas no flaqueen ante las desventuras de la vida, que nunca dejes de jugar y de crear, que te apasiones por las cosas, que escuches a tu corazón y sigas tu intuición. Deseo que seas transparente y puedas expresar tu modo de ver la vida, que tengas mucho amor a tu alrededor. Que la luna te visite cada noche y las estrellas brillen para vos. Deseo que siempre puedas contar con mamá y papá. Que nuestras raíces te acompañen aún cuando vueles muy alto y lejos de casa. Deseo que  no pierdas la ilusión ni la inspiración. 
Deseo que puedas descifrar el laberinto de la vida y disfrutes jugando a su rayuela. No olvides que la utopía está en el horizonte y sólo tenés que caminar hacia ella. Pasarás por distintos quiebres y cada uno te va dar herramientas que te ayudarán a crecer. 
Deseo que crecer no sea sinónimo de estancamiento. Que la madurez no te endurezca el corazón… que siempre camines en zig zags y curvas… que mantegas esa niña alegre que sos, llena de humor y dulzura. Deseo que nunca olvides que “lo esencial es invisible a los ojos”. Que nunca apagues esa luz que te hace única y brillante como el mar. Deseo que seas feliz…

Te amo con todo el alma y mi corazón es tuyo.